Constelaciones familiares

Desde hace más de 25 años, la propuesta de Bert Hellinger de Constelaciones Familiares, brinda al mundo terapéutico, empresarial y educativo un conjunto de soluciones sistémicas para las problemáticas más diversas.

La familia y sus relaciones vitales constituyen el punto de partida para descubrir el fondo de muchas de nuestras dolencias, sean de carácter físico, emocional o psíquico. La misma familia y el Orden en sus relaciones, se revelan también como la fuente de sanación. Se trata de una herramienta muy poderosa que bebe de diferentes corrientes psicológicas y filosóficas, entre ellas la psicología sistémica… 

En estos tiempos en los que nuestra cultura tiende a desligarse cada vez más del Sistema Familiar, la experiencia práctica en el trabajo con Constelaciones Familiares, demuestra que no podemos desarrollarnos con plenitud y normalidad fuera de él y menos negàndolo. Pretender actuar creyendo que poseemos una personalidad autónoma es, en muchos sentidos, una ilusión; pues cada uno de nosotros nos hallamos unidos a nuestra familia a través de lazos que nos conectan con varias generaciones, habitualmente de forma inconsciente y mucho más intensa de lo que a primera vista cabría suponer.

Bert Hellinger observó las dinámicas que conllevan identificaciones e implicaciones de una generación a la siguiente o siguientes. En el trabajo de Constelaciones Familiares, estas dinámicas e implicaciones salen a la luz. Al hacerlo, en la constelación, se pueden restablecer los Ordenes del Amor, dando a cada miembro de la familia un lugar de dignidad y respeto, apareciendo soluciones, a menudo sorprendentes, para el bienestar y alivio de todos los componentes del Sistema Familiar.

La constelación enseña de una manera viva y reveladora la conexión inconsciente hacia los seres humanos que han determinado nuestra vida (padre, madre, hermanos, abuelos, tíos, parejas, hijos, vínculos con la pareja o expareja … y a veces ancestros lejanos). Bloqueos que de forma muy insconsciente pueden estar originando sufrimiento y impidiendo nuestro crecimiento y desarrollo personal. Poner luz y conciencia significa liberarnos, soltar… para poder ser màs libres, crecer y poder ir hacia nuestras metas y sueños con menos impedimentos y peso…

Un trabajo desde el amor y para el amor…

Con este trabajo se puede constelar dinàmicas no sanas y repetitivas en las relaciones de pareja, miedos, tristeza, duelos, bloqueos de cualquier naturaleza; y también a través de los representantes es posible constelar enfermedades, órganos del cuerpo, relación con la abundancia y el dinero, impedimentos en el desarrollo profesional, y por supuesto problemas de la personalidad… que se relacionan insconscientemente con nuestro sistema y que pueden estar bloqueando nuestro actuar en la vida personal.